Reducir la Huella de Carbono en nuestras Empresas

La huella de carbono está formada por el impacto que los seres humanos provocamos en el medio ambiente y está determinada en base a las emisiones que generamos de gases de efecto invernadero.

Esta impronta que dejamos en el planeta con nuestras diferentes acciones diarias es la responsable del cambio climático en la Tierra. Un problema irreversible al que debemos aplicar medidas urgentes.

El primer paso para poder contarminar menos es conocer la misma: La huella de carbono equivale a la cantidad de CO2 (gases de efecto invernadero) que ingresa a la atmósfera producida por una persona, producto, evento, organización, ciudad, región o país, de forma directa o indirecta; y se mide por unidad de kg/kWh de dióxido de carbono.

¿Qué medidas pueden tomar las Empresas reducir la Huella de Carbono?

Son muchas las medidas que empresas y organizaciones pueden tomar para reducir las emisiones que arrojamos al medio ambiente, desde pequeños a grandes detalles.

1

Registro de Huella de Carbono

En primer lugar, si queremos reducir nuestras emisiones una medida óptima es registranos en el Registro de Huella de Carbono, Compensación y Proyectos de Absorción de Dióxido de Carbono del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico. Este Registro, de carácter voluntario, recoge los esfuerzos de las empresas, administraciones y otras organizaciones españolas en el cálculo, reducción y compensación de las emisiones de gases de efecto invernadero que genera su actividad.

2

Proyectos Clima del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible

En segundo lugar, desarrollaremos un Proyecto Clima del Fondo de Carbono para una Economía Sostenible (FES-CO2), que son proyectos de reducción de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) desarrollados en España.

3

Reducción de Energía

En tercer lugar, deberemos reducir el uso de la energía en nuetras empresas y nuestro consumo. Podemos emplear bombillas de alta eficienca energética; programar el apagado de equipos en nuestras instalaciones, como ejemplos de algunas medidas.

4

Reducción de la Movilidad

En cuarto lugar, intentaremos reducir en la media de lo posible los viajes y movilidad de nuestros empleados y mercancías. De esta forma reduciremos los gases que los medios de transporte emiten.

5

Proveedores Sostenibles

En quinto lugar, tomaremos como medida apostar por intermediarios y proveedores que tengan también registrada su huella de carbono. De esta forma, estaremos ayudando a reducir emisiones a la vez que promovemos la concienciación.

6

Compensación Huella de Carbono

En sexto lugar, podemos compensar nuestra huella de carbono realizando una aportación económica voluntaria a proyectos que persigan reducir una cantidad de CO2 equivalente a la que emitimos a la atmósfera.

Como hemos comprobado en este artículo la reducción de nuestra huella de carbono es importante a la vez que compleja. Para llevar a cabo esta misión dentro de nuestras organizaciones existen en la actualidad consultoras especializadas a las que podemos acudir para externalizar nuestro plan de reducción de huella de carbono.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.