Ciberseguridad: Detección de Correos Fraudulentos

La crisis del coronavirus ha llevado a muchos trabajadores a desarrollar sus puestos a través del teletrabajo, digitalizando los diferentes procesos. En ese sentido, el uso del correo electrónico se ha intensificado como medio para relacionarnos con compañeros, proveedores y clientes.

A la vez que ha crecido el uso del correo electrónico durante la pandemia, lo ha hecho la recepción de correos fraudulentos a nuestras bandejas de entrada y de spam; comprometiendo de esta manera la ciberseguridad de nuestras empresas. Evitar troyanos, malware o el phising —suplantación de identidad— será esencial para evitar problemas que pueden ir más allá del propio mundo virtual. En muchas ocasiones, poder identificar cuáles son correos falsos y cuáles no lo son, puede ser una tarea complicada. Es por ello, que os indicamos algunos consejos que os ayuden a detectar emails maliciosos.

1

Uso de Antivirus

En primer lugar, el uso de un buen antivirus será esencial en todos nuestros equipos informáticos. No sólo nos ayudará a la hora de detectar correos maliciosos, sino que mantendrá la seguridad de nuestros ordenadores y nuestra red. El gasto en un buen sistema de antivirus siempre será una gran inversión en seguridad para toda nuestra empresa.

2

Remitente Desconocido

En segundo lugar, nos será de gran ayuda comprobar quiénes son los remitentes de nuestros correos electrónicos. Frecuentemente, es fácil detectar que nos encontramos ante un correo fraudulento ya que si nos fijamos en el dominio del email del remitente, comprobamos que no concuerda con la supuesta empresa que nos envía el correo. En este sentido, deberemos ser cautelosos puesto que cada vez son más los correos que llegan a nuestras bandejas de entrada, haciéndose pasar por organismos de la Administración Pública.

3

Contenido del Email

Otra dato que puede ser clave para detectar correos maliciosos es la redacción que el cuerpo del mensaje tiene. Deberemos sospechar siempre que nos encontremos con textos que claramente han sido copiados y pegados de traductores automáticos. De la misma forma que aquellos en los que se nos informe que hemos ganado una suculenta cantidad de euros, dólares, bitcoins, o cualquier otra divisa. Y por supuesto, aquellos que nos indiquen que tienen imágenes comprometidas de nuestra webcam y nos amenazan con enviarlas a nuestros contactos.

4

Archivos Adjuntos

En la mayoría de las ocasiones, este tipo de correos electrónicos vienen con documentos adjuntos, los cuales son los que al descargarlos en nuestros equipos instalan el software malicioso y atacan la ciberseguridad de nuestros ordenadores y sistemas. Es por ello que debemos siempre comprobar que el documento que nos aparece como .pdf lo es realmente, y no un ejecutable que se instale en nuestro equipo.

5

Solicitud de Información

Por otro lado, deberemos también desconfiar de aquellos correos que nos solicitan excesiva información. Son cada vez más los casos de phishing (suplantación de identidad), a través de datos que sin darnos cuentas nosotros mismos hemos facilitado, como puede ser al responder a supuestos emails de nuestra entidad bancaria — los cuales aparentan ser totalmente reales— , y nos solicitan que confirmemos los datos de nuestra tarjeta.

Si a pesar de todos estos consejos detectamos que tenemos problemas para controlar la ciberseguridad de nuestros correos corporativos, nuestros equipos, nuestra red, o ya hemos sufrido un ataque, siempre tendremos la posibilidad de acudir a una empresa especializada en ciberseguridad, la cual se encargue de esta importante tarea para nuestro negocio.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.